Remate de amor: llévelo llévelo

1201388629_90159834_b137c203c1

Igual y soy yo y estoy loca, pero ¿no han notado que últimamente hay mas gente deseosa de amar? (¡y no necesariamente solteros eh!) Creo que tanta frialdad, redes sociales, inercia, vivir tan rápido, llevar nuestros días a marchas forzadas, apps para conocer gente, intensidad a full, no querer invertir/perder tiempo,  nos ha convertido de repente en seres que andamos por la vida subastando nuestro amor al primer postor.

Andamos (por que me incluyo e incluyo a muchos de mis amigos) por la vida entregándole nuestro amor a cualquiera que “medio se ve” con buenas intensiones, o casi casi, nada mas porque tiene zapatos. Ya no nos tomamos el tiempo de salir, conocerlo/a, cortejar… queremos todo el paquete de amor listo para llevar, buscamos calidad gourmet en restaurantes de comida rápida.

Esto no es algo limitado solo a las del género femenino, lo que mas me ha llamado la atención es que… ¡los hombres están igual! He conocido hombres que me dicen, yo lo que quiero es enamorarme ya, casarme y tener hijos… ¡en la primera cita!

Los papeles se están invirtiendo, ahora los intensos son ellos, los que regalan los “te quiero” y “te amo” a las tres horas de conocerte son los hombres y las que queremos irnos con calma somos nosotras, pero eso no nos salva de estar cayendo en el mismo efecto de querer oferta masiva de amor.

¿Qué nos pasa? De repente pensé que era la edad, el tercer piso suele traer este efecto, sin embargo llevo días dándole vueltas al asunto y mas bien creo que es el vacío y la soledad que, curiosamente, lo que en teoría esta hecho para acercarnos, nos genera. Vivimos pegados al celular, pero ya no convivimos con los que están físicamente cerca.

Salimos a eventos, fiestas, cocteles, traemos agendas a full, desayunos de trabajo, comidas sociales, cenas con amigos, pero entre tanto rush se nos olvida a veces convivir, estamos tan metidos en nosotros mismos, en nuestros problemas, en nuestros objetivos, que después de todo ese ajetreado día llegamos a nuestras casas o costosos departamentos decorados hiper trendy, prendemos nuestra flat de de 72″, conectamos el apple tv, pero estamos solos; mas solos que un perro. 

Obvio esa soledad masiva esta generando que tengamos una necesidad imperativa de amar y rematamos nuestro amor; pareciera que andamos por la vida con un letrero que dice ¡muero por enamorarme, te regalo mi amor aunque no lo quieras! Así terminamos emparejándonos con gente que no conocemos, casándonos con aquel o aquella que nos sonrió bonito y por ende y tristemente, divorciándonos al poco tiempo o peor aun, poniendo el cuerno.

Yo si creo en el amor a primera vista, en que de repente podemos conectar mágicamente con alguien que de primera instancia nos gustó, no estoy diciendo que esas cosas no existan, simplemente creo que merece la pena tomarnos un respiro y darle mas valor a las cosas que realmente valen, las relaciones de pareja de por si son complicadas, no existe un manual que nos diga qué ni cómo, y si aunado a eso andamos por vida “enamorándonos” de cualquiera que se nos pone enfrente, las historias terminan mal.

Besos de amor para todos.

One thought on “Remate de amor: llévelo llévelo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s